Conozcamos las macetas

miércoles, abril 13, 2011

En diciembre pasado me tocó dar una charla en la asociación con lo poco que yo sé de macetas, me documenté en libros y apuntes y pedi fotos a amigos, el resultado, a tenor de las opiniones de los asistentes fue muy entretenido e instructivo.

Dividi la charla en varios powerpoints y mientras yo iba hablando, lo hice sin apuntes, así que luego a petición de algun amigo me dedique a preparar algo el texto para que lo pudieran repasar. Lo hice sin usar demasiados terminos chios o japoneses para que los socios pudieran entenderme mejor.

La entrada de hoy es el primer powerpoint que preparé. El texto más o menos es el siguiente. Con las imágenes de la presentación he organizado un video.

Introducción

Aunque dediquemos una parte importante a la elección de la maceta en la que vamos a poner nuestro bonsái no debemos olvidar nunca que lo más importante es el árbol,  la maceta nunca debe ser lo primero que llame la atención, es una parte que complementa el conjunto pero la más importantes siempre debe ser el árbol. En este artículo se trata de conocer un poco más las macetas para tener una orientación a la hora de elegir la más adecuada en cada caso, sin olvidar que al final siempre es el gusto particular de cada uno el factor más influyente en la decisión final.

En occidente no damos tanta importancia a la elección de la maceta, pero en Japón por ejemplo el tema es tan importante que para la Kokufu se llegan a pagar grandes cantidades  de dinero por alquilar una maceta adecuada, solo para la exposición.


El sexo de las macetas

La clasificación principal de las macetas se hace atendiendo a si son esmaltadas o no, no esmaltadas masculinas, esmaltadas femenina, pero luego dentro de esto hay muchos factores que hay que tener en cuenta.
Como acabo de comentar, las macetas se dividen en masculinas y femeninas, pero tenemos que tener presente que lo habitual es encontrar una maceta masculina con ciertos toques femeninos y viceversa, en general podemos decir que las formas cuadradas y de líneas rectas son masculinas y las formas redondeadas y con curvas son femeninas.

Las macetas mates o no esmaltadas son eminentemente masculinas, resultan serias y más pesadas a la vista que la mayoría de las esmaltadas, aunque siempre encontraremos un toque femenino en la redondez del labio o en las esquinas redondeadas. Colocaremos en ellas árboles masculinos, es decir los que poseen madera muertas, agujas, carecen de flores, coníferas y árboles de hoja perenne, si queremos suavizar la imagen y que no resulte visualmente muy pesada, aportaremos un toque femenino eligiendo una maceta con esquinas algo redondeadas o con labio curvo, incluso a veces  incluso veremos que se utilizan macetas esmaltadas en tonos suaves, en general los árboles muy trabajados, serios, de muchos años, de estilos muy formales siempre irán en macetas no esmaltadas.

Las macetas esmaltadas, son eminentemente femeninas, aunque las de color blanco se consideran masculinas, las formas en general son redondeadas y suaves, están indicadas para árboles de hoja caduca, con flor, fruto, el toque masculino lo podemos aportar con esquinas rectas, o labios hacia fuera y rectos. Si el color es demasiado brillante puede desmerecer al árbol, las antiguas macetas chinas esmaltadas son las ideales pero son difíciles de encontrar y muy caras. Las usaremos además en árboles muy jóvenes, en su primera formación.

Procedencia de las macetas

Hornos Chinos

Los hornos más antiguos son chinos, las primeras macetas datan del siglo VII, pero las macetas usadas para bonsái se fabrican a partir del siglo XVII,  son recipientes de gran calidad, muchas de ellas se exportaron a Japón y actualmente se están volviendo a hacer réplicas de algunas de las más valoradas. Los hornos chinos se caracterizan por la gran calidad de la arcilla usada, el recipiente es muy ligero, y poroso. Los ceramistas usan el molde solamente para la parte exterior y el resto, es decir las patas y el borde, los hacen  a mano, con lo que resultan unas macetas con algunas imperfecciones y de aspecto áspero, pero aportan sutileza y consiguen que cada maceta sea diferente.

Usan sobre todo arcilla, pero también porcelana.

Hornos japoneses

Desde el siglo XVII hasta finales del siglo XIX la mayoría de las macetas usadas en Japón eran de procedencia China pero eso no fue obstáculo para que surgieran hornos japoneses que conseguían macetas de gran calidad. Algunos de ellos han llegado hasta nuestros días. Usan arcilla de gran calidad y consiguen una textura muy refinada y suave, siendo muy valoradas. Las más famosas son las de Tokonome, pero no son las únicas. Llaman  la atención las fabricadas en Shigaraki, trabajan con  arcilla más tosca, con pequeñas piedras, con lo que consiguen una textura muy particular además de más áspera.

Al contrario que las chinas, se fabrican metiendo la arcilla a presión dentro del molde y se hace la maceta de una pieza. Resultan más pesadas que las japonesas.

Los materiales usados además de arcilla son gres y porcelana, pero los más usados para bonsái son gres y terracota (arcilla roja).

Los hornos tanto en china como en Japón tienen su sello característico y lo ponen en la parte inferior de la maceta.


Macetas coreanas

Las macetas coreanas imitan a las macetas japonesas y chinas pero con mucho más brillo, lo que las hace muy características. Resultan mas baratas que las anteriores por lo que poco a poco se han introducido en el mercado. Su textura no es tan fina como en el caso de las japonesas.

Ceramistas europeos

Algunos son muy reconocidos, a pesar de no estar respaldados por una larga tradición como es el caso de los chinos y japoneses, la mayoría venden sus obras a través de internet o en paginas de empresas de bonsáis, es una forma de llegar a más público, podemos encontrar desde macetas muy sencillas a macetas muy elaboradas, como es el caso de algunas de Peter Krebs.

Ceramistas españoles

MJG, Mª José, personalmente me encantan sus macetas, sobre todo sus kuramas, algunos socios ya tienen macetas de esta ceramista, admite pedidos concretos y medidas especiales.
Carpinus ahora mismo no trabaja por un problema en el brazo.
Los demás no conozco su material más que de fotos.
Como nombrar las macetas

Sobre esto teneis mucha información y todos los términos correspondientes en japonés en el libro TECNICAS DEL BONSAI II de John Yoshio Naka, pero para que os hagáis una idea el orden que se sigue para nombrar la maceta es el siguiente:

1.- Esmaltada o sin esmaltar
2.- Si es importada o fabricada en Japón
3.- Textura
4.- Color
5.- Forma del labio
6.- Detalle del cuerpo.
7.-Forma de las patas
8.- Forma de la maceta.

Asi si una maceta es KOWATARI, ARA, SHIDEI, SOTO-BUCHI GAKU-IRI, KUMO-ASHI, CHÖHÖ está hablando de una maceta importada de China a Japón alrededor de 1600, de textura rugosa, color castaño rojizo, con labio exterior y franja interior en el cuerpo, patas de nube y forma rectangular.


video

También te gustará

2 comentarios

  1. Me gustó el trabajo que realizaste sobre un tema que a mi me interesa mucho.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Angel, antes del fin de semana oclgare el resto, es todo visual.

    ResponderEliminar

Subscribe