Tetraclinis articulata o ciprés de Cartagena

lunes, abril 28, 2014

Este árbol no es mío, es de Anibal, un regalo de su padre. En octubre Marco Invernizzi le dijo que no conseguiría nada con él, no conocía la especie pero no lo veía viable, así y todo se lo podo, insistiendo en que mejor abandonara la idea a pesar del valor sentimental que el árbol tenía para Anibal.

El no se ha dado por vencido y me pidió ayuda para seleccionar ramas. Solo seleccionar, insistió.

Primero unas vistas desde diferentes posiciones







Las ramas me parecieron bastante quebradizas. Un rato más tarde le quedaban bastantes menos.


La idea de Anibal es hacer un tenjin, primero lo marcamos con tiza pero luego uso mi descortezador, así lo tendría ya marcado para cuando él se ponga a hacerlo.


Primeros planos de la brotación, es bastante curiosa.



Le propuse alambrarlo para bajar las ramas pero me dijo que eso lo haría él en casa, y por más que insistí no hubo manera. Le  pedí que cuando lo hiciera me mandara fotos, me ha mandado una, eso sí también me contó que al alambrarlo una rama había quebrado pero que le había puesto cicatrizante. Le he preguntado estos días de atrás que tal va y dice que la rama sigue viva.



Un abrazo

Otros temas relacionados:
El pino gallego de Anibal
Un poco de madera: el olivo de Anibal

También te gustará

10 comentarios

  1. Hola Loli,
    Entiendo a los dos, tanto al maestro como al aprendiz.
    Como maestro, es su obligación aconsejarle lo mejor, y en el caso de tu compañero de afición, también se entiende la nostalgia y el valor sentimental. Al final son historias que cuentan la relación de los árboles con sus dueños, y eso también es bonsái.
    Mucha suerte con él.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anibal, sabe que árboles quiere, se puede dejar orientar pero si el dice que éste sigue adelante, ten por seguro que sigue.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Sólo por el valor sentimental hay que lucharlo. Quizá no llegue a ser un gran bonsai desde el punto de vista técnico, pero seguro que desde el corazón si.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que la idea de Anibal sea conseguir un bonsai ideal. Pero ya lo veremos.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. La experiencia que uno va adquiriendo le dice que no hay árbol malo. Las primeras fotos no aventuraban apenas nada, pero seguro que algo de cierta calidad se acabará consiguiendo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paso a paso, ya veremos a ver donde llega, le diré a Anibal que me tenga informada.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Contando con el valor sentimental sólo es cuestión de tiempo de que se convierta, quizá no en un gran bonsái, pero sí en un arbolito "resultón" y con el añadido del cariño que se le puede tener.
    Un abrazo. César.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del arbolito resultón también lo pienso yo.Un abrazo

      Eliminar
  5. Está difícil, pero no imposible. Animo con él, que Marco es un flojo (es broma). Alguna vez hemos comentado algo sobre los árboles sentimentales y eso es lo que traen; hay que luchar por ellos hasta lo imposible.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conociendo a Anibal seguirá con él.
      Un abrazo

      Eliminar

Subscribe