El hibiscus y un granado, llegarán a bonsái?

domingo, mayo 05, 2013

Hay proyectos que nunca sabes muy bien que hacer con ellos. Te preguntas si algún día llegarán a parecer un bonsái o al menos un prebonsai. Hoy  os presento la última de mis ocurrencias con dos de ellos.

El primero en llegar a casa  fue este hibiscus altea, como ya os conté en su momento, cogió cochinillas, por lo que pasé un tiempo quitándoselas y luego todos los años ha tenido pulgón, por lo que nunca es buen momento para ponerme a trabajarlo. Prácticamente tenía  decidido que me deshacía de él, hace unos días  Anibal me preguntó por él, y he decidido darle otra oportunidad porque me encantan sus flores.

En  el tiempo que me he dedicado a librarle de bichos ha ido brotando desde más abajo, y seguía teniendo la duda de si acodar para mantener  un doble tronco o librarme del tronco mas delgado.

Aprovechando una de las visitas de Juan Carlos, como siempre me ofrece su ayuda, decidí que le tocaba ayudarme a decidirme.

Esto le puse delante

prebonsai hibiscus

 Después de sesudas deliberaciones, empezamos cortando el tronco más delgado.

prebonsai hibiscus

 Y luego rebajamos en altura el más grande.

prebonsai hibiscus

La altura ha quedado en 34,5, el grosor del tronco es de 5,5- 6 cms. Ahora me ocupa menos sitio y tendrá otra oportunidad, mi idea es que siga brotando  de arriba y formar una copa superior, diréis que para eso ya tenía las ramas superiores del trozo que hemos eliminado, pero la altura no me convencía, además hay tiempo, lo siguiente es un trasplante, quizás en otoño, porque nunca  le he cambiado de sustrato y las raíces asoman por arriba.

El otro que me estaba planteando que hacer con él era el granado Teo.


Había brotado bien pero  no por donde yo quería, así que le he dejado unas mini ramitas y he quitado todo lo que no pensaba utilizar. Lo he reducido a unos 30 cms.



Si responde y brota por mas abajo, espero que sí, seguiré adelante con él. De momento está ya al solecito.

No puedo terminar sin contaros una anécdota, esta vez Juan Carlos colaboró tanto que acabó "herido", pero no os preocupeis que con una tirita se solucionó. Además luego nos fuimos a tomar algo, comió con nosotros y mientras yo trabajaba, él y Josean se fueron de sobremesa.

Un abrazo



Otros temas relacionados:
Hibiscus altea: un paso atrás
Este va bien: el granado de Teo

También te gustará

14 comentarios

  1. Has hecho lo que debías Loli, siempre tenemos en nuestros estantes arbolitos con los cuales no sabemos muy bien que hacer con ellos o, sabiéndolo perfectamente, dudamos mucho de si el esfuerzo valdrá la pena para la recompensa que vamos a obtener. Indudablemente en los casos que nos ocupan la mejora pasaba por acortar esos troncos tan largos. Ahora veo, en los dos, la necesidad de acodarlos por las bases para conseguir mejores arranques. En el caso del hibisco podríamos eliminar la conicicidad inversa y en el caso del granado el tramo recto inicial. En este último la presencia de ese tramo rompe el movimiento tan sugerente del resto del árbol. Es una opinión que te dará que pensar, pero que te proporcionaría un material de partida sin defectos. Además, así también te divertirás un poco más con cada uno de ellos. Para terminar, soy de la opinión que con el material al que no le ves posibilidades siempre hay que ser mucho más exigente que con aquel al sí se las ves, para quedarse a medias tintas no vale la pena perder el tiempo con ellos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has leido el pensamiento Juan, lo siguiente que tenía pensado para estos dos era un acodo, el hibiscus lo haré pronto y el granado esperaré a ver si con el buen tiempo brota por algun sitio mas porque sino ni me molesto.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Bueno, pues ya Juan ha dicho todo... al final tenemos árboles a los que miramos y remiramos sin que nos "llenen el ojo", por lo que últimamente estoy convencido que merece la pena hacer algo drástico con ellos e intentar que mejoren antes que cuidarlos por cuidarlos...
    Seguiremos la evolución de estos y ya verás como llegan a bonsái.
    Un abrazo. César.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se lo he dicho a Juan, el acodo será lo siguiente, pero ya veremos si luego sigo con ellos o los dejo.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Estos pequeñines cláro que merecen ser guiados por el camino hacia bonsai. Tal vez más de la mano que a otros, tal vez se tarde mucho más en ver algún resultado notable..... pero Probitinos.....
    Cariño seguro que no les va a faltar.
    Loli, continúo a la espera de poderte comunicar algo sobre La Niemeyer.... no me he olvidado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahi están, al solecito, cuando hace claro, a ver si empiezan a tirar.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Despues de este achuchón les toca el de los acodos. La verdad es que aguanyan lo impensable.
    Ya nos contarás su evolución.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto pase el jaleo que para mi suponen mayo y junio me pongo con ellos y con alguno más.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. No se si os pasa a vosotros pero yo con los que más he aprendido es con los "desheredados" en los que no me da miedo ni cortar, ni acodar ni doblar... Los buenos, esos que nos infunden respeto, son los niños bien de mi terraza que se aprovechan de nuestro aprendizaje con los otros. Al final cojo mucho cariño a esos otros y cuando los regalo para dejar paso me acuerdo lo mucho que les debo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que yo siempre tengo cosas para practicar, pero ya empiezan a ocupar mucho sitio.

      Eliminar
  6. Todos merecemos una segunda oportunidad y tú se las has dado con estas podas drásticas. Probablemente de ahí te saldrá algo bueno con el cariño con que los cuidas.
    Yo tengo varios hibiscus en el jardín que pensaba arrancar, tal vez me reserve alguno.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que evolucionen bien de la poda.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Esto es lo que se llama borrón y cuenta nueva. Llegará un momento en que ni te acuerdes de lo que les hiciste a no ser por las fotos. Ya verás. Ya nos mostrarás como se comportan. Suerte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya os iré contando. En cuanto esté con menos cosas me pondré a seguir con ellos.
      Un abrazo

      Eliminar

Subscribe