La madera del prunus mahaleb

miércoles, febrero 05, 2014

Ya dije en la entrada de presentación de mi nuevo prunus mahaleb que andaba dándole vueltas a los posibles frentes, no quería quitar ninguna de las ramas de momento y hay una posibilidad que no me disgusta.

Ya sabéis que tengo ideas peregrinas, así que en enero en un fin de semana que no tenía otros planes y Josean estaba en casa, enrafié una de las ramas y me dispuse a moverla un poco con su ayuda. El resultado de ese día tendréis que esperar a que termine con la madera y le haga fotos al completo, la verdad es que se movió muy poco pero algo si se nota. Unos días después con un rato libre alambré las ramas para ir haciéndome una idea

El fin de semana siguiente estuvimos con el antiguo propietario de los mahaleb y cuando le dije lo que estaba haciendo, no daba crédito, puso los ojos como platos y empecé a pensar que soy demasiado atrevida o peor aún que tengo ideas un poco locas. Charlando con él, nos contó que según ibas levantando corteza y quitando madera te encontrabas con la madera ya hecha, ni Ana, que estaba allí también, ni yo nos quedamos muy convencidas, no entendíamos lo de la madera hecha. Y quedamos que un día que las dos pudiéramos nos pondríamos con el mío. Ese día a pesar del frío y la lluvia fue el sábado pasado.

Entre semana yo había limpiado siguiendo instrucciones, la madera de restos de excrementos del autor de los agujeros.


Marqué con tiza hasta donde quería llegar prolongando la zona de madera muerta, que según iba mirando, se hacía más grande.




Teníamos frío así que nos trasladamos a la cocina y empecé bajo la atenta mirada de Ana a levantar corteza. Antes de eso la zona pintada creció un poco más.



Ibamos parando y comentando como lo veíamos y de paso entendiendo lo que nos había querido decir. con lo de que "los agujeros aparecían solos". En la sucesión de fotos siguientes creo que se aprecia bien. Entre cada una hay unos 5-6 minutos de diferencia.










Hurgando en los agujeros encontramos al autor que fue más rápido que nosotras y se volvió a esconder, como era San Blas y había ambiente por el pueblo salimos a tomarnos algo decidimos recoger y que otro día terminaba yo, me queda la parte superior por terminar, y luego le daré endurecedor.




Un abrazo

Otros temas relacioandos:
Juníperus chinensis: dos sesiones más
Casi no paro

También te gustará

8 comentarios

  1. Una especie el Pruno, de una bonita madera y no digamos la corteza.... Qué satisfacción suele dar, cuando vas a hacer un trabajo de madera y te lo encuentras casi hecho por esos inquilinos, que además lo dejan como nadie.
    Siempre pienso lo mismo cuando leo tus entradas: Qué capacidad de trabajo !!!!!.

    Un abrazo Loli y disfruta como lo haces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al inquilino no le he vuelto a ver, pero le perdonaré el alquiler a cambio del trabajo que ha hecho.
      Hay que disfrutar siempre con lo que hacemos.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. que yuyu!!!.. quien vive ahÍ???.... ya tienes permiso de habitabilidad en regla???

    Le puedes poner el prunus un cordón de San Blas que ya sabes que lo cura todo. Salvo que decidas dejar al inquilino de "colaborador anónimo" para ese trabajo que, por cierto, parece que va a quedar bien bonito.
    Un saludo
    kruchi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que la próxima vez que tenga tiempo, salga y lo pueda echar definitivamente de su morada, pero mientras haga bien su trabajo y no se vaya buscar otro alojamiento no me importa demasiado.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. ¿Piensas dejar que el "bichu" haga el trabajo duro?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que terminar el trabajo empezado y le dejaré quedarse mientras tanto, pero cuando termine, "tendrá que irse".
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Parece que te vas "soltando" con las maquinas....

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada vez me veo más confiada con ellas.
      Un abrazo

      Eliminar

Subscribe