Congreso Gallego, un avance

lunes, octubre 10, 2016

Ayer llegué muy tarde, por eso la entrada de hoy va un poco más tarde. Ha sido un fin de semana fantástico, hay que agradecer a Alberto Baleato el enorme esfuerzo que supone organizar algo así.




Por supuesto, el Tim al completo y alguno más han estado trabajando para que todo saliera perfecto. Llegamos el jueves más de dos horas tarde según el horario previsto del avión pero nos dió tiempo a pasarnos por el pabellón, estaban liados con el montaje y no les quisimos entretener mucho, todavía quedaba bastante por hacer, sé que se fueron a dormir muy, muy tarde. Este año los fondos iban en negro, Los árboles de los integrantes de Escuela Bonsái Valencia iban en tokonomas y los de Luis Baliño en espacios especiales preparados para ellos.








El viernes decidimos pasar la mañana en Santiago de Compostela, pero volvíamos para comer, les había pedido a Juan Liñares y a Alberto que nos reservaran una mariscada y antes de disfrutar de ella nos pasamos a ver como iba el montaje, habían avanzado muchísimo, al grupo del día anterior se había añadido Moisés Iglesias, creo que su mesa ha sido una de las estrellas del congreso, además fue el responsable de los trofeos que se entregaron el domingo. Conocerle en persona y charlar con él me encantó, le pedí que me enseñara la caja con las flores de cerezo que había visto en facebook y aceptó encantado. Algunos árboles ya estaban por allí, y en la zona del mercadillo ya se empezaba a ver material.













Después de la mariscada, mejor no os cuento como nos pusimos, Juan Liñares nos llevó a un pequeño grupo a visitar su jardín, eso da para una entrada aparte como podéis suponer.

De izquierda a derecha, José Luis Gascón, Moisés Iglesias, yo, Juan Liñares y José Antonio Gonzalo

Volvimos al pabellón, ya había muchos árboles colocados incluidos algunos de los de Baliño.





Ya empecé a encontrarme con otros aficionados conocidos que iban llegando, otros se acercaban con la muletilla que ya es habitual ¿eres Loli? pero es algo a lo que sigo sin acostumbrarme.

El sábado empezó genial, ya desde el desayuno, coincidimos con Mª Rosa Bonet, y siempre es un placer charlar con ella, llegamos al pabellón y después de unos saludos me puse a hacer fotos, para cuando hice las de los árboles, algunas generales y me fui al mercadillo algunos de los stands ya habían vendido casi todo. El stand de Raúl Fernández con sus bonsáis de metal  en menos de una hora creo que tuvo todo vendido, otro que vendió mucho fue Aleixo tanto su cerámica como sus figuras de bronce fueron un rotundo éxito, de ese stand me traje algo ya lo veréis. Hacer tratos con él fue un placer y  os contaré más cosas de  su cerámica y sus figuras en otra entrada..












Aproveché a hacer las fotos de los suisekis y de las mesas de Nestor que estaban en zona separada.



Llegó el momento de dar comienzo a las demos, era el turno de Michael Tran, Maria  Simoes y Alexander Escudero.





Un poco más tarde, empezó el taller de Manuel Germade.



Antes de ir a comer, tuve la ocasión, por fin,  de visita rla tienda de Alberto y su terraza, me quedé sin palabras.





Por la tarde. siguieron las demos y los talleres. No sé muy bien cómo podía estar tan atenta Isa de la asociación de Moaña, a lo que le contaba Manuel Germade, después de la comida, fue un placer charlar con los aficionados de Moaña en la comida les he prometido que intentaré visitar su expo.


Me dieron una sorpresa: Mª Rosa haría una mini demo de kusamono para que los que el domingo por la tarde nos la perdíamos pudiéramos disfrutar, además de eso el taller de Raku con Aleixo fue un éxito. Fue una locura, estar a las dos cosas pero habrá material para otras dos entradas, para ello conté con la ayuda de Bea, aficionada de Pamplona, sin ella cubrir las dos cosas no me hubiera sido posible







Más charla, cena de gala, disfrutando al máximo de la compañía. Ya sabéis que de esos momentos no suelo hacer fotos.

El domingo nuevas demos, era el turno de David Quintana, Escuela Bonsái Valencia y Pablo Comesaña.





A media mañana, tuve que empezar a despedirme, Josean me dió 45' para hacerlo, queríamos pasar un par de horas en A Coruña antes de coger el vuelo, pero he pedido que me manden fotos de los resultados finales. Seguro que volveré porque ha sido genial. Un besazo para todos los que os habéis acercado a saludarme, no os voy a mencionar porque me quiero dejar a ninguno pero que sepáis que ha sido una pasada.

Ahora me toca ir seleccionando fotos para las entradas, que como ya he mencionado serán varias. Espero que este avance os guste.


Un abrazo



También te gustará

4 comentarios

  1. Gracias por la entrada, Loli, ha sido un auténtico placer teneros entre nosotros.

    Besos y abrazos a ambos, os los repartís como queráis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vosotros, jha sido un viaje genial ,a pena no poder ir más días y hacer alguna visita más. M
      Un besazo

      Eliminar
  2. Siempre es un placer poder saludarte y compartir un rato de bonsai contigo loli, gracias por el reportaje.
    Un abrazo.
    Abril.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vosotros, me he sentido muy especial.
      Un besazo

      Eliminar

Subscribe