El susto que me ha dejado la ciclogénesis

viernes, septiembre 18, 2015

En la entrada anterior os dije que había bajado al suelo los bonsáis del banco más alto y que suelen notar más el viento sur. No bajo todos, solo los más altos y que pesan menos, a la derecha del tejo no baje ninguno porque esos no suelen moverse a pesar de ser pequeños.

Durante todo la mañana del miércoles estuve saliendo a vigilar y no pasó nada, pero por la tarde no pude salir desde antes de las 4 hasta después de las 8, mi intención era volver a regar porque con tanto viento sur seguro que lo necesitaban, ya con la regadera en la mano, me di cuenta ¡había un hueco!  faltaba un árbol y no era de los que yo había había cambiado de sitio, no lo veía por ningún sitio.



Finalmente vi los trozos, de la maceta pero el árbol parecía intacto. Rápidamente busqué una maceta no muy  grande, puse rejillas y coloqué alambre de sujeción, rellené de sustrato y regué abundantemente, no sabía cuanto tiempo había estado en suelo. No hice fotos me centré en terminar rápidamente con el árbol. Ayer por la mañana ya con la claridad del día lo miré detenidamente, no parece haber sufrido ningún percance. Os dejo las fotos para que vosotros mismos lo comprobéis. El accidentado ha sido la premna japónica. La maceta como podéis ver en la siguiente foto se hizo dos trozos.








Después del riego matinal, he decidido probar a pegar la maceta, no tengo muchas esperanzas en poder recuperarla para el árbol, pero quizás la pueda usar para montar una composición de kusamonos.






Un abrazo, disfrutad del fin de semana.


Otros temas relacionados:
Uno menos
Un disgusto que se va pasando

También te gustará

8 comentarios

  1. Anda que no dan rabia estos percances...

    Esperemos que solo haya quedado en un susto!


    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento eso parece, veremos como pasa el otoño el árbol.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Ya comenté en la anterior entrada que a mí el viento es lo que más miedo me da, pensando en los bonsái. Percances como el que te ha ocurrido a ti los podría contar yo por decenas hasta que un día, harto ya de tanto disgusto, decidí atar todos los árboles que tengo enmacetados al banco de cultivo. ¡ Santo remedio !

    Un abrazo, espero que al menos la Prenma ni se haya enterado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento parece que no, pero ando observando.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Vaya mala pata! Menos mal que parece que no se ha resentido, el susto que te llevarías al ver el hueco vacío.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni te lo imaginas, además debió rodar al caer y quedó tapada por la copa de los árboles que había bajado al suelo, me costó verlo, fijate que mire y todo a ver si había caído para la calle.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. El viento estos días en Bizkaia ha sido bestial, yo he tenido suerte (el sistema de palets provoca algún efecto extraño que evita que los tire) pero en dónde si lo estoy penando es en el Pomice. El viento se dedica a "vaciar" las macetas poco a poco haciendo volar el pomice.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la uso mezclada, ya sabes, pero no he notado que se vacíen las macetas, pero que sepas que esos días me acordé mucho, mucho de tu terraza.
      Un abrazo

      Eliminar

Subscribe