La colaboración de Josu y José Luis. Pinzado de la oveja en el haya europea.

lunes, abril 24, 2017

Hace poco os puse un repaso del trabajo del arce de Montpelier, una colaboracíón que fue posible gracias a dos queridos amigos, Josu Andueza y José Luis Crespo, hoy os traigo una nueva colaboración con ellos dos, en este caso como trabajan las hayas europeas o fagus sylvatica, para que tengan una ramificación excelente y muchos brotes interiores. No me alargo más.




Pinzado de oveja en el haya europea

En las revistas especializadas, han aparecido en más de una ocasión artículos dedicados a la forma de trabajar el haya japonesa, fagus crenata. Además de otros trabajos como son el recorte de hojas para permitir que la luz llegue a los brotes interiores o la selección de yemas para distribuir el vigor, el trabajo más característico en el haya japonesa es la forma de pinzarla.

Para evitar que la distancia entre nudos sea muy grande, las hayas japonesas se pinzan con el brote prácticamente cerrado. Si no se hace en el momento preciso, no se conseguirá el efecto deseado.

Brotes listos para pinzar tal y como se trabaja el haya japonesa

El haya europea brota de forma similar por lo que, lo que todos hicimos desde el principio, fue pinzarla como el haya japonesa. Pero, o hay algo en la forma de trabajar el haya japonesa que no hemos sido capaces de aplicar a la europea o simplemente nuestra haya no funciona igual. Porque cuando la pinzamos como los japoneses nuestra haya se para. Los internudos de los brotes pinzados se quedan cortos pero este pinzado no hace que la fuerza se distribuya a los brotes interiores. El resultado son hayas que año tras año se hacen más voluminosas, pero que cuando pierden las hojas, dejan ver una pobre estructura de ramas con yemas sólo en la punta y escasos y débiles brotes interiores.

Haya pinzada como la japonesa. Yemas en las puntas. Brotes interiores y ramas débiles.

El pinzado de oveja

La idea de esta forma de pinzar parte de la observación de las hayas ramoneadas en nuestros bosques. Los animales se comen la nueva brotación. Esto las obliga a volver a brotar y lo hacen tanto de lo poco de la nueva brotación que hayan dejado los animales como de los cientos de yemas latentes interiores que un haya tiene en sus ramas y en su tronco. Por eso acaban convirtiéndose en tupidos matorrales.

La técnica básica

A diferencia de lo que ocurre en el pinzado habitual para aplicar el pinzado de oveja hay que dejar que el brote se desarrolle. Pero para que funcione es muy importante que el brote NO SE HAYA ENDURECIDO. Por lo tanto hay que hacer este pinzado sobre brotes muy tiernos, con las hojas abiertas pero sin endurecer. Es difícil hablar de tiempos, posiblemente menos de una semana desde que el haya comienza a brotar. 

Brotes sin pinzar. Muy tiernos. Hojas abiertas pero todavía arrugadas sin despleglarse del todo

La técnica básica es sencilla, hay que romper las hojas con los dedos, imitando a un animal que se está comiendo el brote.

Mismos brotes pinzados. Se pinzan tanto los brotes fuertes como los débiles

Si se hace correctamente se activarán las yemas asociadas a cada hoja rota y en su caso se activarán yemas interiores como veremos más adelante.
En este pequeño vídeo podéis ver como se hace.









¿Os lo habéis perdido? ¿No os da tiempo a asimilar la técnica? Este segundo vídeo seguramente sea más clarificador. 






Se puede quitar prácticamente toda la hoja, basta con dejar un pequeño trozo, menos de una cuarta parte de la hoja original, aunque al trabajar con los dedos es difícil conseguir trozo exacto. Se aplica a todos los brotes, tanto fuertes como débiles.

Ciertamente el árbol no queda bonito después del pinzado. En las dos fotos siguientes podéis apreciar un haya antes y después del pinzado.






Si queréis que por lo menos el trabajo quede más homogéneo, se pueden cortar las hojas con tijera, pero tienen que estar tan tiernas que es más fácil hacerlo con los dedos. De hecho si cuesta romper las hojas o los brotes es que lo estamos haciendo demasiado tarde y el resultado no será el mismo.
Este haya se trabajó concretamente el día 13 de abril. En la siguiente foto podéis ver la situación del árbol el día 6 de abril. Es el que está en primer plano. En ese momento empezaba a brotar. Los brotes más abiertos son del haya que tiene justo detrás que estaba más adelantada. Ese es el margen para poder hacer este trabajo, apenas una semana después de comenzar a brotar. Puede variar algo dependiendo de si son días más o menos calurosos, con viento sur...


Se ve el árbol anterior cuando empezaba a brotar.


Ajustes de la técnica

La técnica básica hay que ajustarla en función del tipo de brote al que se la aplicamos o al resultado que queremos conseguir.

Más agresiva

Se aplica cuando:

- Tenemos un árbol en el que queremos rehacer la ramificación. Son hayas recuperadas de la naturaleza, sin trabajos previos pero ya recuperadas de la extracción y después de su primer trasplante o hayas que se han pinzado hasta ahora al estilo japonés y no tienen brotes interiores.

- Una rama ya tiene la longitud y el grosor que necesita. Se aplica a los brotes del extremo de esa rama.

- Queremos sustituir un brote. Por ejemplo un brote vigoroso que crece hacia arriba y tiene por detrás  yemas sin activar con las que sustituirlo.

En este caso al pinzar nos comemos, como buena oveja con hambre, no sólo las hojas también los brotes. No sé deja prácticamente nada, sólo un pequeño trocito de las dos primeras hojas del brote.

Esta forma agresiva de pinzar hace que se activen infinidad de yemas interiores en las hayas que sólo tienen  brotes exteriores. Muchas de ellas llegan a abrirse en esta misma temporada. Esto nos va a permitir construir una nueva ramificación. Podremos ir sustituyendo las viejas ramas sin ramificar.

El año pasado se aplicó un poco tarde la técnica a este ejemplar, es un haya de reciente recuperación, aún así se activaron bastantes yemas, pero que no llegaron a brotar. Este año se le volverá a aplicar la técnica en el momento correcto para activar más yemas interiores. Las del año pasado empezaban a brotar el pasado 15 de abril

Cuando lo aplicamos en ramas que ya tienen la longitud y el grosor adecuado, además de conseguir brotación interior, también igualamos la fuerza con los brotes interiores de esa rama que se pinzan de una forma menos agresiva. 

Estos brotes se pueden cortar incluso con tijera.





Menos agresiva

Se aplica:
- Cuando queremos ramificar una rama que tiene que seguir creciendo.
- En brotes interiores.
Se rompen las hojas pero no se rompe el brote de esta forma la rama vuelve a brotar y se sigue alargando

Se han roto las hojas de este brote pero no su punta. En las zonas rojizas hay yemas que se activaran y la rama seguirá creciendo y ramificando al mismo tiempo

Densificar

Entre estas dos formas de pinzar nos encontramos brotes que necesitamos que vuelvan a brotar para ganar densidad pero no necesitamos alargar mucho la rama. Son brotes de un vigor intermedio. En este caso además de romper las hojas pinzaremos la punta del brote hasta el lugar que necesitemos.En este caso se ha pinzado a tres hojas








Resumiendo, romper las hojas de esta forma produce un doble efecto que hace que aumente la densidad de los árboles. Por un lado la hoja inhibe el desarrollo de la yema, al quitar la hoja la yema se desarrolla. Por otro lado al quitar parcialmente las hojas entra más luz en el interior y se activan las yemas interiores.

Otras consideraciones

·         Las hojas de la segunda brotación no son iguales a las hojas de la primera, sinceramente son bastante más feas, aunque sí suelen ser de menor tamaño. Pero el objetivo no es tener hojas bonitas, ni siquiera más pequeñas, es tener un árbol con una silueta perfecta en invierno, sin hojas, con brotes interiores y mucha densidad.

·         Según se va desarrollando la nueva brotación se pueden ir quitando las hojas rotas para que el árbol tenga un aspecto más limpio y ordenado.

·         La segunda brotación se produce en meses más calurosos, mayo o junio. Hay que tener cuidado con los días de mucho sol o de viento sur. Es RECOMENDABLE,  proteger el árbol ya que las nuevas hojas se queman fácilmente.

·         En algún ejemplar hemos aplicado la técnica dos veces el mismo año sin que aparentemente se haya resentido. Evidentemente necesitará mucha más protección ya que nos podemos poner en una brotación casi en julio.

·         El árbol tiene que estar fuerte para poder aplicar esta técnica. Eso significa bien abonado, bien enraizado,...

·         Si se aplica en año de trasplante es mejor hacerlo de manera menos agresiva, por ejemplo, dejando la hoja final del brote para que el árbol desarrolle raíces.

·         Estamos trabajando con el clima de San Sebastián. Norte de la península ibérica, cerca del mar, temperaturas templadas, lluvias..., con el único problema del viento sur. Si estáis cultivando hayas en climas menos propicios para ellas, la protección de los árboles después de aplicar esta técnica es INDISPENSABLE.

Aplicar está técnica tiene una segunda parte. ¿Qué hacemos con la segunda brotación?

No es algo excesivamente complicado pero mejor esperamos unos días a que las hayas hayan vuelto a brotar y lo intentamos explicar con imágenes.
Esperamos que estas explicaciones os sean de utilidad y os animamos a ponerlas en práctica.





Me siento muy orgullosa de que hayan decidido de nuevo confiar en mí y hayan elegido el blog para publicar este artículo que muchos aficionados están esperando desde que han visto las hayas de José Luis.

Espero que os haya gustado tanto como a mi. Yo nada más recibir el material para el artículo me he puesto con la mía, ahora a esperar la nueva brotación.


Un abrazo


Otros temas relacionados:
La colaboración de:  Josu. Técnicas de poda del arce de Montpelier (I)
La colaboración de: Josu. Técnicas de poda del arce de Montpelier (II)


También te gustará

3 comentarios

  1. Hola Loli! Y por extensión a Josu y Jose Luís!!
    Me siguen encantando vuestros artículos. Los estoy aplicando antes de que las hojas se endurezcan, a mí me han brotado hace una semana, asi que me tengo que dar prisa.
    Lo único que yo no tengo un clima tan bueno como vosotros para las hayas y tengo que protegerlas más del sol y de los vientos. Este año es una pasada...
    Lo dicho, que me están gustando mucho. Muchas Felicidades por estos estupendos post!!
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  2. Solo puedo estar de acuerdo con la opinión anterior. Un lujo tener acceso a esta información. Muchas gracias a los tres.

    ResponderEliminar
  3. Yo ya me habia dado cuenta de que cusndo pinzaba se paraba la brotacion.La pena es que el articulo me ha pillado con las hayas ya pinzaditas......

    si brota de nuevo ya se lo que tengo que hacer, si no......el año que viene.

    gracias por todo

    ResponderEliminar

Subscribe