Takeo Kawabe: escuchar a nuestros árboles.

miércoles, noviembre 13, 2013

En Avilés, dentro de la II Exposición Bonsái Centro Niemeyer además de una exposición de un nivel altísimo pudimos disfrutar de las demostraciones de David Benavente y Takeo Kawabe. Tenía ganas de volver a disfrutar viendo a David, pero en esta ocasión mi interés principal se centraba en ver trabajar al maestro Kawabe por primera vez.

Llegamos tarde a la del sábado, aunque si pudimos disfrutar un ratito de su trabajo, como no  tengo fotos de todo el trabajo del sábado me voy a centrar en el del domingo. Llegamos pronto, él se retrasó un poco, pero llegó pidiéndonos disculpas por el retraso, nos contó que era la primera noche que había conseguido dormir bien y que venía con mucha energía.  Pidió permiso para cubrirse la cabeza y se dispuso a examinar el tejo.


Antes de ponerse a la faena, nos contó que le gusta ir muy despacio con los árboles, son seres vivos y tienen su propio ritmo. Nunca debemos tener prisa, debemos observar y ver si están listos para trabajarlos y aprender hasta donde podemos llegar en cada ocasión. Debemos trabajar los árboles cuando estemos descansados y relajados. El trabaja los árboles pensando en como estarán dentro de 5 o 10 años, no en que tienen que quedar bonitos en la demostración. Lo que va a hacer hoy sirve para llegar a lograr lo que ve en el futuro de este árbol. Mientras se prepara nos sigue dando consejos generales, como el sustrato del tejo le parece que está un poco seco nos dice que cuando regamos a veces no es bastante con dejar que el agua salga por los agujeros de drenaje,  puede estar saliendo y no haber mojado bien todo el sustrato.


Explicó que el árbol necesitaba subir la copa y que iba a usar un tensor.
Necesitaba una barra y pidió que se la cortaran por la mitad.


Mientras le traían la barra, explicó como veía el árbol, tenía dos posibles frentes ambos muy buenos y que todo dependía de quien lo mirara. El frente elegido por el propietario le gusta, esconde una parte "maravillosa" que hay que dejar a la vista, por eso necesita poner el tensor, aunque también la parte elegida como parte trasera es bonita y se sigue viendo la vena viva. Como materia prima este árbol tiene muchos méritos y quiere que se vean esos méritos desde cualquier ángulo, que todas sus caras sean bellas. con el tiempo se podrá tomar la decisión de cual es el frente definitivo. Usó una caja para mantener el tejo en la posición que le gustaba más.


Una vez puesto el tensor, decidió enrafiar una parte de la rama porque al moverla la había sentido crujir. Enrafió sólo el trozo de rama que había crujido, no toda la rama.



Una vez puesta la rafia, empieza a dar vueltas al tensor, bajo la atenta mirada de Fidel, propietario del árbol al que ha pedido que se acerque.


video


Decide que tiene que escuchar al árbol y se dispone a fabricarse una herramienta que le ayude a hacerlo.

Este es el instrumento, visto de cerca. Madera y alambre.





video

Aquí le podéis ver usándolo.


Mejor os pongo otro vídeo  desde un ángulo diferente para que lo veáis bien.

video


Le da instrucciones a Fidel para ir apretando aún más el tensor poco a poco una vez que el tejo esté en su casa de nuevo, una vuelta cada vez. Además le recomienda dejar el tejo en esa posición y poner una "barrera" para poder echar más sustrato para que salgan más raíces por la parte delantera. Hay muchas raíces en la parte de atrás pero pocas en la parte delantera.

Un detalle de la parte enrafiada.



Detalle de la zona que estaba escondida y que ahora queda a la vista.



Poda un poco y coloca las ramas antes de dar por terminado el trabajo de esta sesión. En esta última imagen podéis ver la barrera provisional de cartón que puso para indicarle a Fidel  la zona que tenía que rellenar con sustrato.


Un abrazo


Otros temas relacionados:
Tantai: las demos (III)
Tantai las demos (II)

También te gustará

10 comentarios

  1. Interesantísimo Loli, como siempre.
    Lo del instrumento para escuchas el árbol me ha dejado alucinado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el reportaje Loli, la verdad es que me la perdí. No día abarcado todo y bien que lo siento, pero estos eventos están llenos de actividad y "cosas" para ver, amigos con los que charlar un ratito, etc. y al final siempre se nos queda algo sin ver.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Una suerte poder disfrutar del trabajo de un maestro reconocido, y sobre un tejo también de gran calidad. Curioso instrumento para "escuchar" la madera, el problema será entender las "palabras" ;)))))
    Gracias por el reportaje.
    Un abrazo. César.

    ResponderEliminar
  4. Que grande es este hombre.. lo vi trabajar por primera vez en Tarragona y ya ma gusto mucho. Gracias Loli por tus reportajes y entrevistas! Todas buenas pero la de Liñares me ha gustado muchisimo. Buen trabajo compañera!

    ResponderEliminar
  5. Una vez más, gracias Loli por acercarnos estas demos, a los que no pudimos ir. Sin duda fue algo magnífico tanto por el árbol como por el maestro...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Lo de los fonendoscopios ya estaba inventado jejeje. Es broma.
    Como no pude ir no sabia como era el "cosu" que usaba para oir las ramas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Otra entrada muy buena, Loli, gracias por acercárnosla. Eres una afortunada por poder asistir a un taller de este nivel. Me parece interesantísimo lo de escuchar a los árboles, hay que tener una sensibilidad especial.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Un personaje peculiar este maestro, sin duda. En la cena me pareció un hombre con esa humildad que los grandes maestros tienen. Único !!!

    Un abrazo Loli. Gracias por mostrarnos esta demo, no pude asistir. Fueron tan intensos los dos días que habrá que rogarles a los organizadores que la próxima Niemeyer los días sean de al menos 36 horas.

    ResponderEliminar
  9. A mi me gustó, pero dejé de hablar con muchos conocidos amigos por estar allí, el sábado me la perdí por disfrutar de la comida y de la conversació, yo de 36 horas no, necesito que sean de 72.
    Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  10. Gracias por compartir y hacer mención de esos detalles que nos ayudan en el camino del bonsai.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Subscribe