La colaboración de: Jacobo Belda. La fructificación de los ilex serrata

jueves, abril 02, 2020

Hace unos meses Jacobo publicó en Facebook su forma de fructificar los Ilex serrata, me pareció muy interesante y le propuse preparar una entrada para la sección "La colaboración de...", en estos días me ha pasado el material y aquí lo tenéis, espero que os resulte interesante.


En la entrada de hoy haremos un pequeño monográfico sobre una de mis especies favoritas, los Ilex Serrata (o Umemodoki en japonés). También veremos el proceso de polinización y fructificación de esta especie que tanto atrae a los japoneses.

El Ilex Serrata es un arbusto caducifolio con hojas serradas de color verde oscuro y flores de color rosa claro. Los árboles femeninos tienen unos frutos de color rojo (bayas) que pueden durar todo el invierno en el árbol.

Es originario de Japón, donde es una especie muy popular en el mundo del bonsai, pudiendo ver árboles ejemplares en las principales exposiciones, como la Kokufu Ten y sobretodo en la Gafu Ten, ya que es una especie más popular en tamaño shohin. Es necesario tener un árbol masculino y otro femenino floreciendo al mismo tiempo para asegurar la polinización, de lo contrario no habrá frutos. 

Pautas para el buen cultivo y formación de la especie:

Riego: el Ilex Serrata es una especie a la que le gusta mucho el agua. Cualquiera que tenga uno en un clima cálido sabrá que en verano se llega a regar hasta 3 veces al día, pues es increíble observar cómo absorbe agua. Es muy importante que esta nunca le falte. En mi colección, junto a la Gardenia Jasminoides (Kuchinashi) y el Celastrus Orbiculatus, es la especie que más agua requiere. El momento más importante y donde más hincapié hemos de hacer en el riego es durante la fructificación, ya que esto crea una necesidad hídrica muy alta en el árbol. 





Abonado: empezaremos a abonar con un abono de otoño cuando empiece a brotar, bajo en nitrógeno y alto en fósforo y potasio, con el fin de garantizar los elementos necesarios para la floración y posterior fructificación. 





En caso de ejemplares que están en fase de formación, obviaremos este paso y abonaremos directamente con abono de primavera, ya que la fructificación no es un objetivo en esta fase. MUY IMPORTANTE: cuidad el aporte de abono rico en nitrógeno durante el proceso de fructificación, si nos pasamos los frutos pueden no cuajar. Una vez cuajados, ya podremos aplicar abono sin problema.




Pinzado: aquí volvemos a tener dos variantes. Si el árbol está en formación, dejaremos que crezcan las ramas hasta el grosor adecuado y debido a que es una especie que concentra el vigor en la punta de las ramas, el pinzado a 1-2 yemas será continuo. En el caso de árboles ya formados que se quiera disfrutar de la fructificación, se dejará sin pinzar hasta que florezca, y una vez se haya polinizado y el fruto haya cuajado será el momento de pinzar, pues el fruto ya no caerá. En el caso de querer que una rama deje de crecer para repartir vigor, despuntar con los dedos las hojas del final de la rama (nueva brotación) para que esta pierda fuerza. 




Alambrado: es una especie que se resiste mucho al alambrado una vez las ramas han lignificado, por eso es de vital importancia el alambrado en verde, ya que después las ramas se vuelven muy quebradizas. También tendremos que tener sumo cuidado con el crecimiento de los brotes y el alambre, pues si este se clava hará unas cicatrices que difícilmente cerraran y nos tocará rehacer la rama. Por norma general, es una especie muy vigorosa que se puede llegar a pinzar hasta 3-4 veces por temporada. 





Trasplante: uno de los trabajos más importantes en primavera es el trasplante, es una especie que emite mucha raíz fina y debe trasplantarse cada año para que el agua drene bien. Los árboles ya formados podrán aguantar hasta 2 años. 



En la imagen de abajo podemos ver el momento óptimo para trasplantar. Siempre retirar los frutos de la temporada pasada y seleccionar las raíces finas, eliminando las más gruesas. 




Proceso de fructificación:
Veamos, foto a foto, el proceso de polinización y fructificación de una especie muy valorada en bonsai, Ilex Serrata o Umemodoki en japonés. 

Mostraré el proceso en función del mes, con una foto representativa del estado.

Marzo. 
En las primeras fotos vemos las flores del ejemplar macho con el correspondiente polen, que de manera artificial y con el uso de unas pinzas para mayor precisión, polinizarán las flores hembras con ayuda nuestra. De esta manera nos aseguramos una polinización 100% efectiva. 








Abril. 

A las 2 semanas, una vez la polinización se ha producido, las hojas de las flores hembra caerán, indicando que la maduración del fruto está en proceso, notando poco a poco un incremento del tamaño del fruto.







Septiembre.
Finalmente, a finales de verano/principios de otoño, los frutos se vuelven del rojo característico de esta especie. Es muy importante mantener el riego y no dejar que el árbol pase sed, pues en este caso se deshará de los frutos. 



Noviembre.
Los frutos aguantan todo el invierno siempre y cuando no se mojen en exceso. Es el mejor momento para disfrutarlos.





Y Jacobo no lo ha dicho pero si lo hacemos bien, en las eventos de invierno lucirán así de espectaculares.



Espero que os haya resultado interesante.

Un abrazo

También te gustará

3 comentarios

  1. Hola Loli me ha encantado la colaboración, te has buscado un buen colaborador, espero que haga más colaboraciones.
    Un saludo y gracias!!

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno y aclaratorio el post Loli, gracias a los dos por el trabajo realizado, se agradece bastante

    ResponderEliminar
  3. Una entrada muy buena!

    Muchas gracias Loli!

    ResponderEliminar

Subscribe